Descargar archivos en internet es uno de los atractivos más importantes de la red. Para quienes pasan el tiempo devorando libros, esta es la mejor opción de obtener títulos nuevos con solo hacer clic. Las páginas de descarga gratuita se han vuelto famosas porque ofrecen mucho contenido sin que tengas que pagar nada. Este era el caso de Quedelibros, uno de los portales más conocidos que ofrecía libros en formato digital. ¡Veamos de qué se trataba!

¬ŅQu√© era Quedelibros?

Era un sitio web en el que podías descargar libros gratuitamente. Ofrecía una gran variedad de géneros, tanto literarios como educativos. También tenía la ventaja de que su contenido lo encontrabas en los formatos digitales más utilizados, como son PDF, EPUB o MOBI.

Quienes tuvieron la oportunidad de probar esta página concuerdan en que era de las mejores en su tipo. Primero porque tenía una biblioteca repleta de muchísimos libros, y segundo porque la interfaz era muy fácil de usar y contaba con un foro donde los usuarios compartían sus opciones y experiencias.

¬ŅC√≥mo funcionaba Quedelibros?

Buscar libros en este portal era muy sencillo, por un lado estaba la opci√≥n de hacer b√ļsquedas por T√≠tulo o por Autor. Cuando seleccionabas esta opci√≥n, aparec√≠a una lista en orden alfab√©tico de los libros que encajaban con el criterio de b√ļsqueda correspondiente.

Por otro lado, el buscador serv√≠a para hacer b√ļsquedas espec√≠ficas, escribiendo el t√≠tulo del libro o el nombre del autor. Pero eso no era todo, en el lateral izquierdo estaban los diferentes g√©neros disponibles. As√≠ pod√≠as explorar cada el de tu preferencia. Las b√ļsquedas no exig√≠an que estuvieras registrado, pero si quer√≠as participar en los foros, s√≠ era necesario estar registrado.

Cuando encontrabas un libro que quer√≠as descargar, pod√≠as hacer clic sobre √©l para ver la sinopsis del contenido. Para comenzar la descarga, ten√≠as que clicar en el bot√≥n ‚ÄúSapiens‚ÄĚ, el cual te llevar√≠a a la p√°gina donde har√≠as la descarga. En este nuevo recuadro de di√°logo escog√≠as el formato de tu preferencia y comenzaba la descarga.

Ventajas que tenía Quedelibros

  • Ofrec√≠a acceso a una comunidad donde compart√≠as con personas que ten√≠an intereses en com√ļn.
  • Ten√≠as la oportunidad de a√Īadir publicaciones o contenidos para compartir con otros miembros.
  • El registro te daba acceso a los foros y juegos relacionados con el mundo de los libros.
  • La b√ļsqueda de los libros era muy sencilla.

En definitiva, es una lástima que la página Quedelibros ya no esté disponible. No solo permitía descargar libros gratis sino que también te acercaba a otras personas que tenían gustos como los tuyos.